Alemania dice que el Autopilot es un “riesgo para el tráfico”

“Un riesgo considerable para el tráfico”. Así define el Ministerio de Transporte de Alemania el Autopilot, el sistema de autoconducción de Tesla.

Esta información aparece en un informe elaborado por el gobierno alemán tras un accidente de un Model S en el país germano. El vehículo, con el Autopilot activado, chocó contra un camión en una autopista cercana a Hamburgo.

No hubo víctimas. El único herido fue el ocupante del Tesla, que sufrió heridas leves. Difiere de lo sucedido en el siniestro del 7 de mayo en el que falleció un conductor en Florida que también circulaba con el Autopilot activado. Un incidente que ha servido para cuestionar un sistema que acaba de recibir una actualización.

“Podría haber evitado este accidente mortal”, dijo la compañía sobre el Autopilot 8.0, disponible para los modelos entregados a partir de octubre de 2014. “Creo que es muy probable que (el sistema) hubiera visto un gran objeto de metal y hubiera frenado”, dijo Elon Musk, fundador y dueño de la compañía, cuando se le preguntó si, con las nuevas funciones -en las que los radares son los sensores principales del sistema Autopilot, junto con las cámaras-, el automovilista se habría salvado.

El nuevo software mejora, según Tesla, la capacidad del Autopilot para funcionar bajo lluvia, niebla y nieve; condiciones para las que estaba contraindicado el sistema original. En el accidente de Florida, un camión de gran tonelaje chocó con un Model S cuyo Autopilot no reaccionó e hizo que se empotrase a toda velocidad en el lateral del tráiler por culpa de la meteorología y la luminosidad.

Problemas en los adelantamientos

Expertos en seguridad vial del Gobierno alemán realizaron varias pruebas con los vehículos eléctricos de Tesla. El informe determina que si el asistente de conducción no puede solucionar un problema, el propietario no recibe información al respecto. En el estudio también se cuestiona la respuesta del frenado automático en determinadas circunstancias o que los sensores no funcionan correctamente a la hora de realizar un adelantamiento.

Según la investigación del accidente de Alemania, el autocar, procedente de Dinamarca, con 29 personas a bordo, acababa de adelantar a un camión. El conductor quiso volver a la senda de la derecha, pero no detectó que el Tesla venía detrás de éste.

Tesla, como en anteriores incidentes, dijo que el Autopilot es un “sistema de asistencia que requiere que el conductor esté prestando atención a la carretera en todo momento”. “Hablamos con nuestro cliente, que nos confirmó que el piloto automático no estaba relacionado con el accidente”, afirmó el portavoz de la compañía.

En la lista de incidentes también figura uno acaecido en China en enero. Gao Yaning, de 23 años, se estrelló con su Tesla Model S contra la parte trasera de un camión de la limpieza en una autovía de la provincia china de Hebei, a 300 kilómetros de Pekín. En verano, un Tesla Model X, el todocamino de la firma, también se vio involucrado en un percance cuando circulaba de modo autónomo en una autopista de Pensilvania tras chocar contra una barrera de protección y volcar.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario